12 abr. 2011

Las TICs se meten en las escuelas

Por Malena Risso - Maestra de Grado
“Yo he dicho desde hace varios años en diversos foros, y continúo sosteniendo, que las Nuevas tecnologías ayudarán sobremanera a la educación en su conjunto si contribuyen a enterrar debates interminables sobre temas perimidos: por ejemplo, "¿hay que comenzar a enseñar con caracteres ligados o separados?; ¿qué hacemos con los zurdos?; ¿hay que enseñar a leer por palabras o por sílabas?". Bienvenida la tecnología que elimina diestros y zurdos: ahora hay que escribir con las dos manos, sobre un teclado; bienvenida la tecnología que permite separar o juntar los caracteres, a decisión del productor; bienvenida la tecnología que enfrenta al aprendiz con textos completos desde el inicio.”[1]

  Con estas palabras Emilia Ferreiro se refería a lo que es aprender a leer y escribir en un mundo cambiante, ese mundo que hoy cambia constantemente. Así introduce en el debate a las nuevas tecnologías, y como ella misma plantea, con éstas se logran superar varias discusiones, y así se avanza aprovechándolas. Pero que puedan estar al servicio de la alfabetización no significa que solucionen dificultades propias de este proceso por si solas. Hay debates que tienen que ver con lo propiamente pedagógico. Es así como las nuevas tecnologías pueden entran en cuestionamiento. Creemos entonces que ciertas perspectivas sostienen una nueva falsa dicotomía, en palabras de la propia Ferreiro, no es la contraposición entre “Método vs tecnología” lo que nos permitirá superar el analfabetismo (creemos que es claro que esa es una discusión estéril), sino más bien la profundización del debate y la acción sobre el primer término.
    Hoy insertarse en el mundo laboral requiere que podamos dominar ciertas tecnologías, por eso hablamos de alfabetización permanente y de alfabetización digital. En la actualidad gran parte del mercado laboral demanda la capacidad para tomar decisiones rápidas, buscar, seleccionar información, elaborar textos, enviarlos, aprovechar toda y cada una de las ventajas que la tecnología nos ofrece.
    Las nuevas tecnologías tienen inmensos rasgos positivos, pero para poder dominarlas, manipularlas, y optimizar su potencial debemos desarrollar habilidades específicas y eso, es un aprendizaje, como tal requiere dedicación, responsabilidad y esfuerzo.
    Digitalmente aparece el hipertexto, que le da al lector la posibilidad de “agregar, alterar, editar el texto abre la puerta a la creación colectiva; a medida que otros lectores accedan a él. Así el texto queda abierto como tierra fértil para que broten nuevas y mejores ideas.”[2] Este nuevo formato de texto tiene hipervínculos, enlaces. Así están los textos conectados sin que exista necesariamente un eje primario organizador. Esto significa que el lector tiene la posibilidad de construir su propio texto, profundizando según su interés, creando un ida y vuelta que le permita recorrerlo. Desarrollar esta habilidad sin “perderse en el camino” habla de formarnos como lectores activos.
    Sin embargo, cabe señalar que hablar de lectores activos, de aprendizaje colaborativo no es algo nuevo. Lo que permiten las nuevas tecnologías es hacerlo más evidente, ágil y accesible. La formación que toma como eje estas cualidades, adquiere novedosas particularidades con las nuevas tecnologías. La diferencia sustancial radica en la rapidez, la eficacia, y la economía de recursos con la que se opera. Basta un clic en el enlace de un texto para descubrir un mundo nuevo dentro de él.
    Estas habilidades se desarrollan, formarse activamente como lector también. Las investigaciones y trabajos recientes[3] indican que este aprendizaje se da de una forma mucho más natural en los niños que en los adultos, los nativos digitales, los que nacieron entre estas nuevas tecnologías, aprendieron con y de ellas, porque les son algo completamente natural. Por eso hoy es importante que los adultos, los inmigrantes digitales pierdan ese “miedo”, para adentrarse a este nuevo mundo y optimizar el aprendizaje de y con ellas.
    Asimismo hay particularidades propias de estos formatos, “Los textos electrónicos aumentan los retos porque poseen características nuevas que requieren tipos diferentes de procesos de comprensión y un conjunto diferente de estrategias para su enseñanza. Estos nuevos textos pueden ser caracterizados como redes hipertextuales que exploran nuevos tipos de gramática de cuentos y una variedad de nuevos formatos”.[4]
    Esto también trae aparejado por supuesto nuevos debates como “maestros vs tecnología”. Aquí sólo se corre el eje, lo esencial es que hay que aprovechar las nuevas tecnologías. En la escuela deben ser los docentes quienes guíen el aprendizaje a través de intervenciones pedagógicas. Los obstáculos que suelen presentarse tienen que ver con que los docentes muestran resistencia a las TICs porque no nacieron con ellas. No son parte de su formación y no se sienten preparados para aprovecharlas. En ocasiones ocurre que esta resistencia no existe para los niños, y esto puede hacer creer al educador está en un lugar más vulnerable cuando en realidad existen innumerables conocimientos que siguen siendo indispensables para hacer un uso crítico de las TICs.
    Teléfonos celulares, iPod, computadoras, CD, DVD, existen. Son parte de nuestra vida, como tantas otras herramientas que han surgido a lo largo de la historia. Habrá que bajar la guardia, perderles el miedo que se le tiene a todo aquello desconocido, y con menos resistencia, desarrollar las habilidades y competencias; alumnos y profesores, niños y adultos, se necesitan para ser sujetos críticos, lectores activos, productores, constructores de conocimiento con las nuevas tecnologías de nuestro lado.

[1] Ferreira, Emilia: Leer y escribir en un mundo cambiante (en línea) (citado el 23/03/2011) Disponible en internet en: http://www.atencapital.org.ar/sites/default/files/Leeryescribirenunmundocambiante.pdf

[2] Calvo Revilla, Ana: Lectura y escritura en el hipertexto (en línea) (citado el 23/03/2011) Disponible en internet en: http://www.ucm.es/info/especulo/numero22/hipertex.html

[3] Prensky, Marc: Nativos e Inmigrantes digitales, (en línea) (citado el 23/03/2011) Disponible en internet en: http://www.nobosti.com/spip.php?article44

[4] Coiro, Julie: Comprensión de lectura en Internet: Ampliando lo que entendemos por comprensión de lectura para incluir las nuevas competencias (en línea) (citado el 23/03/2011) Disponible en internet en: http://www.eduteka.org/ComprensionLecturaInternet.php

No hay comentarios.:

Publicar un comentario