5 may. 2011

El maestro no enseña solamente dentro del aula

Por Alan Salama - Consejero Directivo (Estudiante PNP Normal 3)


Los que ya tenemos un trecho en el profesorado lo tenemos claro. Los que están ingresando lo van a aprender. Es una noción imprescindible para todos aquellos que estaremos formando personas el día de mañana: el maestro no enseña solamente dentro del aula.
Es por esto que hoy recordamos a Carlos Fuentealba. Hace 4 años y un mes, el 4 de abril de 2007, Carlos era asesinado, fusilado a plena luz del día por la policía enviada por el entonces gobernador de Neuquén Jorge Sobich.
Carlos estaba junto a otros compañeros del sindicato docente de Neuquén, reclamando por un salario que le permitiese a él y a sus compañeros llevar una vida más digna ¿Qué tiene de malo eso?

Carlos nos estaba enseñando que luchar no es malo. Que organizarse y pelear para obtener una mejor calidad de vida es también un aprendizaje, quizá, mucho más significativo que cualquier contenido académico. Carlos dio todo, hasta su vida por enseñar. Carlos fue asesinado por enseñar.
Carlos era albañil antes de recibirse de profesor de matemáticas. Sus propios alumnos contaron que él iba personalmente a buscarlos a la casa para que no dejaran el colegio, para saber qué problema tenían cuando faltaban mucho. Ellos encabezaron las marchas para pedir justicia por su asesinato. Eso también es enseñar. Involucrarse directamente con la realidad de sus alumnos fuera de la institución escolar.

Las crónicas dicen que el cabo Darío Poblete, que fue quien disparó la granada de gas lacrimógeno que se incrustó en la cabeza en la cabeza del maestro, ya fue condenado a cadena perpetua. Así se hizo justicia.
De esta manera, los que mandaron a la policía a reprimir salvajemente una huelga de trabajadores docentes, no tienen ninguna responsabilidad. Se convierte así en un caso más de gatillo fácil. Un policía sacado que se pasa de rosca. Ninguna responsabilidad política.

Y creemos que hay responsables políticos si hay una orden de parte de un gobernante. Y creemos que ese o esos gobernantes deben afrontar un juicio y ser condenados en caso de ser encontrados culpables.
¿Por qué mandan a matar gente en vez de sentarse a discutir con esa gente? Porque son ignorantes y es por eso que la fuerza bruta y la violencia son sus argumentos más frecuentes.
No hay que dejar de acordarse quienes son esos asesinos. Nunca debemos olvidarlos. Pero lo que más presente debemos tener son las enseñanzas de Carlos, esas que trascendieron las fronteras del aula y que sirven como ejemplo a quienes intentamos llevar adelante la vocación de formar seres humanos críticos de su realidad y protagonistas de su propio aprendizaje.

  • La Justicia que no es completa, no es Justicia
  • Exigimos juicio y castigo a los responsables políticos
  • Juicio, castigo y la cárcel a Sobisch
  • Por la defensa de la educación pública, de los salarios y de las condiciones laborales de la docencia, motivos de la lucha que Carlos Fuentealballevó adelante hasta que segaran su vida

No hay comentarios.:

Publicar un comentario